maquillaje ahumado tutorial videos

Smokey Eyes tutorial con videos y trucos

Hemos reunido a 4 bloggers expertas en maquillaje ¡que nos encantan! Jennymakeupforever, Raisa Falçao, Babykittyshakira y Sonorona recrean uno de los looks de maquillaje más famosos… el look ahumado o smokey eyes. Cada una de ellas tiene su manera particular para llevarlo a cabo además de sus propios trucos, dándole un aire diferente y original al mismo look de maquillaje.

VÍDEOS SMOKEY EYES

Aprende a realizar el look ahumado paso a paso de manera sencilla con estos 4 tutoriales en los que se usa una paleta de sombras en tonos oscuros, como la paleta Smokin’ de W7. Esperamos que disfrutes viendo estos tutoriales de Smokey Eye paso a paso tanto como nosotros con este poker de Gurús de Youtube.

Smokey eyes por Jennymakeupforever

Jennymakeupforever realiza su versión del look ahumado clásico con labios nude en rosa claro mate, un tono coral en las mejillas y un toque de iluminador en las sienes. Jenny empieza el maquillaje por los ojos y deja la aplicación de la base y el corrector para el final para evitar manchar con las sombras oscuras que se requieren en este smoky eye. El ahumado lo construye con lápiz negro de base + las sombras de la paleta Celebrity Secrets.

Smokey eyes por Raisa Falcão

Raisa nos muestra la versión del look con 3 sencillos pasos enmarcando mucho la mirada y combinando el ahumado con colorete rosa y una mezcla de glosses rosas en los labios. Su ahumado se crea con una sombra en crema marrón como base + paleta Celebrity Secrets + gel eyeliner.

Smokey eyes por BaByKiTTyShaKiRa

Patri nos enseña a utilizar la técnica del celo para rasgar el ojo y resalta su mirada con un ahumado de esquina rasgado y luminoso en la parte interior del ojo. Lo acompaña con un coral anaranjado suave de colorete y unos labios nude cremosos. Su smokey es resultado de la paleta Celebrity Secrets + gel eyeliner + lápiz negro cremoso.

Smokey eyes por Sonorona

María presenta la versión del ahumado más atrevida rasgando y elevando el ojo con eyeliner muy marcado, pestañas postizas y el lagrimal en plata para abrir e iluminar la mirada. Además le da un toque súper original con un delineado abierto inferior entrelazando el plata y el negro. Refuerza el look con unos labios en fucsia muy sexys que equilibra con un tono más neutro en las mejillas. Lápiz negro cremoso + Celebrity Secrets + sombra de transición + lápiz plata.

TUTORIAL SMOKEY EYES

Look ahumado, Smokey Eye, Smoky Eye o Look fumée

El look de maquillaje Smokey Eye se lleva siempre. Dramático, elegante y salvaje, no hay otro look tan expresivo y universalmente favorecedor como éste.

El Smokey Eye consiste en un negro muy intenso al ras de las pestañas que se va difuminando de manera gradual hacia las cejas y que enmarca todo el ojo. Se denomina look ahumado por su similitud de efecto con el humo, que comienza siendo negro y se acaba disolviendo en el aire hasta desaparecer.

Evidentemente potencia mucho la mirada, dándole un aire más intrigante, seductor y profundo. Es perfecto para ocasiones importantes, sobre todo si se celebran por la noche.

Para un look ahumado perfecto combina varios colores

Conseguir el efecto degradado propio del look ahumado es más fácil y queda mucho mejor si utilizamos varios colores de sombras que lo conformen en vez de sólo uno. Para el Smokey Eye clásico podemos utilizar por ejemplo  un  negro, un marrón oscuro, un marrón medio y un beige, aunque el efecto final simule que es sólo el color negro que se desvanece, cuantos más colores utilicemos de la misma gama cromática, mejor será el resultado ya que favorecerá el degradado y la creación de volúmenes.

¿Preparada? Empezamos con el look ahumado

Para este look es mejor comenzar por los ojos y trabajar el rostro después, ya que es normal que se nos ensucie la zona de las ojeras y las mejillas al utilizar colores tan oscuros. De este modo simplemente nos pasamos una toallita húmeda al terminar con los ojos y damos paso al resto del maquillaje con la cara completamente limpia. Un look de maquillaje limpio es SIEMPRE algo a tener muy en cuenta.

Es recomendable utilizar una prebase de sombras en todo el párpado, esto hará que el color se vea más intenso,  que duré más y que no haga pliegues en los párpados. Lo utilizaremos también por la zona de las pestañas inferiores.

Zona superior del ojo

1. Aplicamos directamente una sombra negra mate, cuanto más pigmentada sea mejor.

Una brocha plana nos ayudará a que la sombra quede más impregnada. Para ello la aplicamos a toquecitos, sin restregar la brocha, además así evitamos que caiga color sobre las mejillas. Comenzamos a ras de las pestañas donde pondremos especial hincapié en no dejar zonas sin sombrear. Creamos una forma de almendra que coincida con nuestro párpado móvil intentando que quede de forma parecida en los dos ojos. Aquí hay dos posibilidades

  Hacer una forma más redonda
 Hacer una forma más rasgada, sacando un poco de pico en el la esquina externa del ojo

2. Con otra brocha más abierta y sin coger más color,  vamos suavizando los bordes sin subir el color, difuminando hacia fuera a partir del borde de la almendra negra que hemos creado. Con la misma brocha cogemos un marrón oscuro y volvemos a pasar por ese mismo borde para ir creando una transición de color.

Es mejor no subir del sitio con el color, la técnica del difuminado no consiste en desplazar mucho la brocha en distancia sino más bien en trabajarla en el propio sitio para que el color se funda con la piel y con el otro color que estamos añadiendo. Para difuminar la sombra realizamos:

 Movimientos en pequeños círculos sobre el mismo sitio
 Movimientos de abanico de un lado al otro sobre la línea de color
 Movimientos pequeños hacia fuera

3. Repetimos el proceso con el marrón medio y terminamos el degradado con el color más claro, un beige o cualquier tono similar al color de nuestra piel, que haga de iluminador. Un acierto seguro es utilizar un tono que no sea mucho más claro que nuestra piel y que además sea mate. Lo aplicamos con una brocha limpia desde la ceja hacia debajo hasta mezclarla con el marrón medio y conseguir que los dos colores se fundan.

Podemos darle un toque nacarado o perlado al iluminador, pero con cuidado para que el look no se vuelva muy artificial.

Es importante que todo haya quedado bien difuminado, en un look ahumado no deben quedar cortes sino que el color se va esfumando como el humo hasta fundirse con el color de nuestra piel. Lo ideal es que no se distinga dónde empieza un color y dónde acaba otro porque estén completamente integrados.

4. Repasamos la sombra negra en la zona del párpado móvil al ras de las pestañas. Si hemos difuminado bien, el color habrá perdido intensidad y así se la devolvemos.

Consejo: hay maquilladores que prefieren hacer el proceso de color al revés, es decir empiezan por el iluminador, después los colores puente marrón medio y marrón oscuro, y finalizan con el color negro. En realidad eso sólo depende de cómo te resulte más fácil, puedes probar a hacerlo de las dos maneras y ver cuál te resulta más cómoda.

Zona inferior del ojo

Con una brocha pequeña y precisa sombreamos de negro la zona de debajo de las pestañas y unimos el color negro en la esquina del ojo con la parte de arriba, esa zona externa es la de mayor intensidad de color, que se va perdiendo tanto en intensidad como en grosor a medida que nos acercamos al lagrimal. Repetimos el proceso con marrón por encima para suavizar la transición al igual que hemos hecho en la parte superior.

Zona interna del ojo

Delineamos  la parte interior del ojo (waterline) por arriba y por abajo a conciencia para que quede lo más negro e intenso posible. Incluso lo sacamos un poco hacia fuera uniéndolo a la zona externa, de ese modo no quedarán huecos blancos.

Truco: para las que no se atreven con la parte de arriba, sólo hay que posicionar el lápiz como si fuéramos a pintar la parte de abajo, cerrar el ojo y deslizar el lápiz de un lado al otro sin abrir los ojos. También delineamos por fuera potenciando y resaltando el marco de los ojos

Para finalizar con los ojos

Rizamos las pestañas y la cargamos con mucho rímel. En looks de maquillaje con los ojos muy cargados es conveniente aumentar también la cantidad de máscara de pestañas, para que no pasen desapercibidas y potencien el look. Si añadimos pestañas postizas, mejor todavía.

Si las cejas se han quedado sin fuerza, las repasamos con lápiz o sombra, sobre todo por las zonas donde nos falte pelo. Como para cualquier otro look, además las peinamos y fijamos con rímel transparente o cera para las cejas, para un resultado impecable.

Otras opciones para los ojos:

Hemos realizado la opción más sencilla que es sólo con sombra, aunque hay otras opciones igualmente válidas.
 Sombra en crema  + sombra: es el mismo proceso utilizando como primera base una sombra en crema.
 Lápiz  + sombra: es el mismo proceso utilizando como primera base un lápiz negro cremoso. Creamos una línea muy gruesa al ras de las pestañas, que difuminamos después hacia las cejas.
 Gel eyeliner  + sombra: es el mismo proceso utilizando como primera base un gel eyeliner.

Limpieza de la zona.

Ya tenemos lo más relevante de nuestro look de maquillaje ahumado: los ojos. Podemos pasar a limpiar la zona de debajo de los ojos con una toallita húmeda o con un algodón humedecido en tónico y proceder al resto del maquillaje.

Es importante en este look ahumado que la zona de debajo de los ojos esté absolutamente limpia. Como en cualquier otro look de maquillaje en el que los ojos van muy cargados de color, hay que tener especial cuidado en este punto, ya que puede resultar un look sucio y desmerecer el trabajo realizado de lo contrario.

Consejo: existe una opción para no mancharse al hacer este look que consiste en ponerse una capa gruesa de polvos translúcidos bajo los ojos hasta las mejillas. Cuantos menos productos innecesarios echemos sobre la piel, mejor será el resultado. Sobre todo si hablamos de la piel de la zona de los ojos, donde se marcan más las arrugas y la piel es más seca que en el resto del rostro. Por mucho que eliminemos el exceso de polvos, ya habremos saturado la piel innecesariamente, y con las pieles menos jóvenes este exceso de producto en polvo se aprecia notablemente. De todos modos siempre es bueno tener diferentes opciones, así que ésta es otra opción más para elegir.

La opción más innovadora consiste en utilizar un protector para la caída de sombras que se pega en la zona de las ojeras, como los parches de silicona Silicopad, que puedes encontrar en nuestra tienda.

Resto del maquillaje.

Aplicamos la base de maquillaje, el corrector y los polvos compactos o translúcidos por encima para fijar y quitar brillos.

Hay que tener cuidado al aplicar el corrector en las ojeras para que no se mezcle con la sombra ensuciando así esa zona.

Favorece con este look de ojos ahumados que el resto del rostro esté lo más sobrio posible,  para mantener el foco de atención sobre los ojos, para ello una buena opción es un colorete rosado o amelocotonado aplicado sin mucha intensidad y un brillo de labios en tono nude o rosa muy claro.

Desde luego lo podemos acompañar de cualquier otra variante de color nada sobria, como labios fucsias o rojos, hay múltiples opciones y depende de los gustos personales, pero si lo que quieres es recrear el Look Smokey clásico te recomendamos la anterior opción.

Formas y colores

El Smokey Eye es una técnica de maquillaje y no un color, así que por supuesto se puede realizar en otros colores que no sean el negro  y con mayor o menor intensidad. En este paso a paso hemos hecho el Smokey clásico con la forma del ojo completa, pero se puede realizar también por ejemplo el de esquina, que potencia en negro sólo la esquina externa del ojo y la línea de las pestañas.  Si tenemos los ojos juntos es preferible ésta última opción.

Dependiendo de la forma de nuestros ojos llevaremos el color más hacia el lagrimal o menos;  o haremos la zona inferior del ojo más o menos gruesa;  o haremos la forma de la almendra del ojo más redonda o más rasgada, por ejemplo.

Para looks de maquillaje más de diario puedes cambiar el color principal por un tono azul, un verde, un ciruela, un lavanda, un marrón…

¡Hecho!

En definitiva este look ahumado es perfecto para asistir de invitada a una boda o para cualquier evento nocturno importante, y además combina con cualquier color que lleves como vestuario. Un clásico básico que viene muy bien practicar para llevarlo después de vez en cuando.

Triunfarás seguro, prepárate para sentirte la más sexy.

Set de brochas The Red Hot Brush Book de Vanity Tools – 35,95€
Paleta de sombras W7 In The Night – 5,95€
Paleta de sombras W7 Smokin’ – 5,99€
Paleta 28 colores neutros Blush Professional – 11,95€

Smokey Eyes tutorial con videos y trucos
5 (100%) 9 votes
1Comentario
  • Maria
    Publicado a las 22:04h, 19 Julio Responder

    Muy buenos consejos, yo aprendi mucho de maquillaje de ojos con este articulo

Publicar un comentario