foto como hacer un exfoliante de labios casero con sabor

Cómo hacer un exfoliante de labios casero con sabor

A veces los remedios caseros son los más eficaces (y casi siempre, los más baratos), así que hoy vamos a aprender cómo hacer un exfoliante de labios casero, totalmente natural, con productos básicos, muy rápido de fabricar… ¡y realmente eficaz!

Para tener los labios en perfectas condiciones hace no sólo hidratarlos a diario, sino también exfoliarlos de vez en cuando, especialmente si nuestros labios tienen tendencia a secarse con facilidad. Sobre todo si os gusta llevar color en los labios, exfoliarlos para retirar las pieles muertas del labio es imprescindible para que luzcan perfectos y suaves.

¿Cómo crear un exfoliante de labios casero?

Para crear el exfoliante labial casero necesitarás, esencialmente, dos productos: uno que actúe como base cremosa o hidratante, y otro que actúe como exfoliante propiamente dicho, con gránulos capaces de retirar las pieles muertas del labio. En el siguiente apartado te mostramos varias opciones.

Hazte con un botecito pequeño con tapa a rosca donde puedas meter la mezcla para tenerla preparada para cuando quieras usarla. No hagas demasiada cantidad para que no se estropee con el paso de las semanas, es muy fácil preparar la mezcla así que puedes hacerlo cada cierto tiempo.

El objetivo es mezclar bien los ingredientes hasta conseguir una pasta bastante espesa, una especie de textura muy granulada, que contenga más partículas exfoliantes que hidratantes. Para ello mezclaremos una cucharada del agente exfoliante con menos cantidad del agente hidratante.

Para aplicar la mezcla en los labios no necesitas nada más, simplemente aplica sobre tus labios con ayuda de tus dedos,  frotando suavemente.

Combinaciones para un exfoliante labial casero

Hay muchas formas de realizar un exfoliante de labios casero, muchas combinaciones e ingredientes que nos van a servir perfectamente para alisar los labios, así que vamos a mostrarte algunos ejemplos.

Exfoliante labial casero con azúcar y miel

El azúcar es un exfoliante natural que todos tenemos en casa, y puedes utilizar azúcar blanco o azúcar moreno. Por su parte, la miel es una estupenda hidratante con grandes propiedades reparadoras. Además… ¡tendrás un exfoliante totalmente comestible!

Exfoliante casero con azúcar y aceite

Puedes sustituir la miel por aceite, aunque ten cuidado de que no te quede una mezcla líquida. Sólo necesitarás utilizar unas cuantas gotas de aceite para compactar un pelín el azúcar.

Exfoliante labial casero con azúcar y vaselina

La vaselina te proporcionará una base hidratante perfecta para tu mezcla. Utiliza vaselina transparente junto al azúcar para crear un exfoliante eficaz y muy hidratante. Coge un poco con ayuda de una espátula o cuchara y mezcla bien. Puedes escoger alguna que tenga olor a frutas, por ejemplo.

Exfoliante labial casero con bicarbonato y miel

Para esta opción mantendremos la miel como agente hidratante, pero sustituiremos el azúcar por el bicarbonato. Sus partículas son mucho más finas, así que quizá te resulte una opción menos agresiva, mucho más suave para los labios.

Truco: exfoliante de labios con sabor y color

Si te encantan los exfoliantes que encontramos en el mercado, aquellos que tienen color y sabor, tienes que saber que puedes hacerlo en casa igualmente, de una manera natural y súper fácil. Eso sí, utiliza la combinación de aceite + azúcar blanco para esta opción, ya que así el color que apliquemos se verá mucho mejor, y será totalmente comestible. Además, recuerda que esta mezcla nos durará menos tiempo: unas dos semanas como mucho.

Algunos ingredientes que puedes añadir para dar color o sabor son:

  • Esencia de vainilla: añade un par de gotitas de esencia de vainilla para dar un sabor avainillado a tu mezcla.
  • Granadina: añade un par de gotas de granadina para dar color ¡y un sabor buenísimo!
  • Siropes de sabores: fresa, caramelo, chocolate…: una forma súper divertida de añadir sabor a tu exfoliante casero.
  • Saborizantes naturales: una opción un poco más cara pero que te ofrece mil alternativas de sabor.
  • Colorantes naturales: un par de gotas y tendrás un color súper intenso. Eso sí: sin sabor.

¡Las opciones para fabricar tu propio exfoliante de labios casero son muchísimas! No sólo es barato y fácil de preparar, sino que es divertido… ¡y eficaz! Prueba distintas combinaciones hasta dar con tu combinación perfecta, o crea una distinta según te apetezca ese día. ¡Labios perfectos todo el año!

Productos para crear tu exfoliante labial casero:

A continuación te mostramos algunos productos que pueden servirte de ayuda para la elaboración de tu exfoliante de labios casero:

¿Te ha gustado?
Ningún comentario

Publicar un comentario